Gustavo Aranzana avisa de que el duelo ante el CB Clavijo será una final

El Leyma Coruña intentará terminar la temporada, antes de comenzar el playoff de ascenso a ACB, con un triunfo a costa de un necesitado CB Clavijo, que llega a la última jornada sin depender de sí mismo para salvar la categoría.

Gustavo Aranzana considera que es tiempo, en el prólogo de esta contienda, de "felicitar a los jugadores, porque han trabajado enormemente ocho meses, muy duro, con mucha responsabilidad y con momentos muy difíciles. Todos sabemos lo que nos ha costado al principio, y es para estar contentos, porque solo ocho equipos vamos a estar en estos playoff y eso siempre hay que tomarlo como una motivación extra".

Haber llegado hasta aquí "es bueno para el club, para todos y era el objetivo, pero eso no quita que haya que intentar acabar la liga con una victoria y comenzar los playoff con una buena dinámica".

Con respecto al ambiente en La Rioja, está seguro de que el oponente y el público van a apretar desde el inicio. "Es una buena preparación para los playoff, vamos a encontrar a un rival lógicamente que si pierde desciende, lo que es durísimo, pero que si gana todavía tendría que esperar a otros resultados, por lo que la gestión del tema mental va a ser importante. Tendremos que controlar las emociones tanto del rival como las nuestras en una cancha en la que habrá presión ambiental, emocional y tensión por lo que se juega", aclara.

Aranzana cree que es un duelo para que el Leyma Coruña muestre "personalidad, saber estar y control. Tenemos que intentar ganar para mantener el octavo puesto, independientemente del rival que nos pueda tocar en playoff". Apela a que el Leyma Coruña "sea profesional, porque hay que salir a ganar, hay muchos equipos involucrados en la pelea por el descenso y nosotros vamos a dar el máximo para ganar".

Reconoce que las 'desconexiones' del cuadro naranja le han costado varios partidos y siguen trabajando en subsanarlas. "Sabemos que en ocasiones nos desconectamos y nos vamos del partido, el último encuentro es una muestra inequívoca: momentos muy brillantes y luego por diversas circunstancias perdemos la concentración. Incidimos todas las semanas en esto, pero tenemos que seguir trabajando, perseverar y sabemos que jugar contra el Clavijo es idóneo, porque nos va a exigir comportamiento, concentración máxima, ellos saldrán durísimos y a romper el partido, por lo que será como una final, por lo que nos tiene que valer de aprendizaje y hacernos más fuertes para los playoff".